Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Cuando vivimos tranquilos en una urbanización, edificio o zona resguardada por vigilancia privada, solemos abrir de golpe la puerta cuando alguien la toca sin saber previamente quién está del otro lado.
Aunque nuestra zona sea tranquila, lamentablemente no todas son así, por lo que debemos acostumbrarnos a tomar precauciones antes de proceder a abrir la puerta de entrada a nuestra casa cuando alguien toca sin haber sido anunciada su visita.
Como medida preventiva, se recomienda acostumbrar a nuestra familia a verificar con antelación quién llama a la puerta, especialmente si nuestra entrada da directamente a la calle.
Opciones de seguridad que podemos tomar
Alternativas sencillas de instalar y de utilizar corresponden a las mirillas y las cadenas de seguridad para puertas, cuyos modelos y tamaños podemos conocer en cualquier cerrajería o ferretería. Una tercera opción sería colocar cámaras de seguridad, todo depende del nivel de seguridad que deseas adquirir y tu disponibilidad presupuestaria.
Opción 1. La mirilla
Este dispositivo, también conocido como ojo mágico, debemos colocarlo en la puerta, a la altura de nuestros ojos. Para seleccionar la más adecuada, hay que medir el grosor de la puerta, pues su instalación pasa por hacer un agujero con el taladro del diámetro de la mirilla, se forma que ajuste correctamente y pueda aprovecharse su utilidad.
No debe sobresalir de la puerta, sino quedar al ras de ella. Como recomendación, sería pertinente buscar un modelo que impide que desde afuera la persona que está frente a nuestra puerta perciba que hay alguien asomado desde la parte interna, sobre todo en casos en que la previsión te indica que no te conviene abrir, por ejemplo, si desconoces de quien se trata.
Si notas algún movimiento sospechoso, te dará chance de comunicarte con alguna autoridad, sea un vigilante del sector o la policía para que acuda en tu ayuda. Cuando se trate de algún servicio técnico solicitado, el personal de la empresa a la cual has llamado, llega uniformada y con alguna identidad visible, siendo usual que la misma empresa se comunique contigo y te de sus datos.
De no darse esta situación, comunícate desde tu propio teléfono con la empresa y solicita la información que necesitas para corroborar los datos que te ha dado la persona que toca.
Opción 2. La cadena de seguridad
Esta opción puede usarse como complemento de la mirilla. En el mercado cerrajero podrás encontrar cadenas reforzadas o de seguridad para las puertas, con diversos modelos de acuerdo con tu gusto y necesidad.
Con ella es posible abrir la puerta hasta donde la cadena lo permite y verificar lo que desea la persona que ha tocado. Si es algún envío, puedes recibirlo y firmar la planilla que te presentará el distribuidor sin necesidad de abrir completamente la puerta, si no te inspira confianza.
Opción 3. La cámara de vigilancia o la mirilla digital
La adquisición e instalación de este equipo de vigilancia te brindará la oportunidad de observar lo que acontece fuera de tu casa.
Cualquiera de estos dispositivos pueden conectarse a tu teléfono móvil; el propósito de esto es dar la ventaja de poder comunicarse con rapidez con alguna dependencia de vigilancia si se percibe algún tipo de riesgo que pueda afectar tu seguridad o la de tu familia.
Como ves, son alternativas factibles de instalar por nosotros mismos en casa sin mayor complicación, pero la mejor previsión es instruir a cada miembro de la familia a no abrir la puerta sin verificar la identidad de quien toca y si hay niños, que no lo hagan sin la presencia de un adulto cerca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies